jueves, 4 de octubre de 2007

del gimnasio

odio a todos los grasunes advenedizos de mala muerte que van al gimnasio a hacer sociales, a todas esas rubias teñidas con la piel hecha mierda de la cama solar que se ponen la calza blanca y la tanga y se mean por el personal trainer, a todos los muchachos depilados que se las pasan fichando y baboseándose con otros muchachos que también los relojean, a todas las gordas hipócritas que se saludan con "Que hacés divina?" y se cuentan todas las intimidades de su frustradísima vida.
Hace dos años que voy al mismo gimnasio y no conozco a nadie ni sé un solo nombre. En estos dos años debo haber intercambiado unas 300 palabras como mucho si sumo a todas las personas con las que interactué. ¿Como puede ser que haya gente que es nueva, pero nueva, y atraviese el salón saludando con beso y preguntándole al resto cómo estan sus hijos? A mi, por suerte, no me saluda nadie.

6 comentarios:

Nefastas dijo...

por esas razones nosotras elegimos encerrarnos en una cápsula y transpirar por media hora, y salir sin ver a nadie.
la vida "de gym" y los eventos con "el grupo del gym" me dan arcadas!!!!!!

El Pájaro dijo...

Que raro Asique..... mira que vosh sosh una pebeta shimpatica!
Pero no me extrana que no te salude nadie en dicho habitat...

Marc By Marc dijo...

Cambia de Gimnasio ya, no da ese ambiente a mi me pasaba lo mismo hasta que opte por irme....

asi que bueno... dijo...

Nef: de más está decir q JAMAS asistí ni asistría a un evento.
Pájaro: no pego te juro
Marc: Vivo barajando esa opción, pero para mí que son todos más o menos lo mismo.

El Pájaro dijo...

Te creo MPMB (cazate esta!!) Te propongo encarar el ejercicio desde otro punto... a ver... digamos El Ocio Recreativo

Todo Termina dijo...

Ay nena es lo que yo digo siempre. Odio los gimnasios, por eso me recluyo en uno muy casero, en el que comparto mi hora con 1 o 2 viejos que ni hablan. Los gimnasios suckean.