miércoles, 16 de enero de 2008

confesión


Hace dos días fui al súper, uno de los grandes a donde una nunca tiene tiempo ni ganas de ir y termina cayendo en las garras del chino de la esquina. Mientras paseaba frente a la góndola de los congelados veo un producto que llamó mi atención: "cebolla congelada" y detrás la aclaración: YA CORTADA. Por un momento paró el mundo a mi alrededor. Y empezó el debate mental, que sí, que no, que no podés ser tan vaga, que está bueno, que este es el colmo de los colmos, que el mundo ha llegado a la decadencia, que antes estas cosas no existían y nadie se moría por picar una cebolla, que a veces me da fiaca y me lloran los ojos, que bueno, la llevo y veo qué onda, qué es un huevo, que quizás vale la pena y pagaría cualquier cosa por este producto... y la llevé. A pesar de que va en contra de la mayoría de los discursos que doy a veces, con un poco de verguenza pero bastante aliviada mientras pensaba en la tarta que iba a hacer a la noche la lancé en mi carrito mientras pensaba en este post.
Sólo puedo decirles que la tarta estaba deliciosa, y que... bueno.... que no tuve que picar cebolla ni someterme a su castigo lacrimógeno cuando intento cortarla.

6 comentarios:

wallyzz dijo...

ESTAAAAAAAAAAAAAA BIEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEMMMMMMMMMM !!!!!

milanesaconpapasfritas dijo...

La vagancia puede ser fatal.
Nada ms lindo que poder tocar,oler,elegir la fruta y la verdura.

Marc By Marc dijo...

Quiero eso ya!!!!... no compro cebolla por el sacrificio de pelarla y picarlaa... además de llorar...y la irritación en los ojos.... Que buenoooooo!!!

asi que bueno... dijo...

sabía q marc comprendería, aunque milanesaconpapafritas tiene razón, no hay nada como elegir la fruta y la verdura.

milanesaconpapasfritas dijo...

Gracias... finalmente te dignas a contestarme.
Clap

Todo Termina dijo...

coincido con wallyzz: esta bien!!!
no nos vamos a estresar ahora por una cebolla no??