lunes, 9 de junio de 2008

car wash

Hoy fui a lavar el auto. Sí, ya sé que es un día de lluvia y que no da, pero la verdad es que lo que más me molestaba era el interior, así que como ya me había puesto el despertador, partí bajo la llovizna al lavadero que evidentemente estaba vacío. El chico del lavadero al que iba siempre me miró entrar con cara de sopresa y los muchachos que lavan se levantaron de un salto de su forzado recreo meteorológico. Pero cuando miré el precio a mi derecha el panorama cambió. El lavado más barato: 40 pesos, entonces lo miro al encargado desde adentro del auto y levanto mi mano con cuatro dedos levantados del índice al meñique, incrédula, preguntando, esperando que me diga que no y él asiente con la cabeza y dice sí, como diciendo "¿que querés que haga?", entonces yo levanto mi pulgar, el dedo que no estaba participando de este dígalo con mímica y sacudo mi mano diciendo "chau" y él me mira como diciendo "chau" también.
Y entonces pienso en Cristina y en el Indec y en que la perra esa dice que no hay inflación, mientras manejo. Y pienso que hace poco costaba 30 y hace no tanto 25, y me acuerdo de otros tiempos anteriores cuando lavar tu auto costaba 15 pesitos y un alquiler de un departamento chico 500.
sigo manejando y llego al ACA de Seguí, donde el lavado cuesta 34 porque no soy socia, y los chicos miran mi vidrio que llega con gotas y se miran tristes como diciendo "llueve" y yo que hubiera odiado este pensamiento y esta frase en otra persona digo en voz alta "qué más quieren, pueden tomar más mate" y todos nos reímos. Me meto en la máquina porque este es como los lavaderos yankees que te quedás adentro del auto y los cepillos te pasan alrededor, y mientras estoy en silencio adentro del auto porque la radio ya no se escucha, pienso que la muerte se debe parecer un poco a esto o que yo me la imagino así, como el túnel y la luz al fondo y los regadores que tiran jabón sobre mi parabrisas y el agua que baja en borbotones y los cepillos a toda máquina y después el secador y al fondo la luz, el semáforo en verde que te indica que el lavado terminó, pongo primera y arranco. Y sigue mi día.

4 comentarios:

D dijo...

excelente relato asi que bueno...

veo que la lluvia te inspira...

...y quise ser como el verde! dijo...

wooooooow
qué buena manera de graficarlo!!!!


ahora no entiendo algo.............
¿en qué momento lavaron el interior del auto????????????

asi que bueno... dijo...

después de q salís de la máquina haces unos metros y se te ablanzan un par de pibitos con aspiradoras.

wallyzz dijo...

hace 4 meses que no lavo mi camioneta....

el olor es nauseabundo, lo se...

pero ya me acostumbre jejee


Abrazo sonrisa y carwash