martes, 22 de julio de 2008

grey´s anatomy

Hay imágenes que uno no se imagina que va a tener que ver. En primer lugar, porque si nunca las vivió no tiene muy claro de qué se tratan, y en segundo lugar, porque gracias a Dios no nos detenemos mucho tiempo a pensar escenas de hospital. Yo he pensado en mi funeral y en el de mis familiares varias veces y alguna vez me he imaginado en la cama a punto de morir. Pero la verdad que en muy pocas ocasiones me imaginé a mí misma en terapia intensiva o con respirador.
Tampoco conocía mucho lo que era una Unidad de Cuidado Intensivo, menos aún una de Recuperación Cardiovascular, ni cómo era exactamente un respirador o cuantos días dormía una persona después de una cirugía cardíaca mayor, por eso difícilmente hubiera estado preparada para lo que viví con un familiar en las últimas semanas.
Es muy difícil describirlo, son sólo imágenes y sensaciones una atrás de otra. Que pasó la noche, que se despertó, que circulación extra corpórea, que infección intra hospitalalaria, que neumonía, que traqueotomía a los 14 días, que líquido en la pleura... Ya no sé cuantas palabras nuevas aprendí. Viví durante 10 días en una montaña rusa emocional. Del miedo absoluto y el desasiosego total al cansancio y la irritabilidad y la angustia, después la alegría y un poco de tranquilidad, y el dolor y la soledad de vuelta, hasta que llegamos al punto de inflexión y todo fue felicidad y vivir la recuperación y el cansancio inexplicable, como si me hubieran pegado un palazo en la cabeza, y ahora nada, poco a poco la vida normal....

2 comentarios:

vebu dijo...

Llegué un poco tarde a este post, pero te quería mandar un beso grande.

Sí, yo también sé lo que se siente. Espero que haya salido todo bien :)

Abrazo.

asi que bueno... dijo...

muchas gracias! ya está todo re bien.