jueves, 1 de octubre de 2009

"sho a mis amigas..."

Ayer tuve uno de esos eventos tipo "presentación de programa de tv". Por razones laborales fui la primera en llegar y por razones etílicas la última en irme. Cuando llegué me presentaron a una chica que trabaja para un canal, bastante insegura, que se ponía nerviosa con cualquier cosita que quisiéramos cambiar. Un poco después de eso, cae un contingente de minitas de conocida agencia de prensa con unos banners para desplegar, tarea que no tenía nada que ver conmigo. De onda, me puse a ayudarlas a armar la estructura de los banners, mientras su jefe me miraba laburar y tomaba vino con otro de mis jefes, sin importarle un carajo que una chica que en su puta vida había armado un banner estuviera dirigiendo a la batuta de inútiles que trabajan para él. Iban cayendo chicas nuevas de su agencia y, en vez de relevarme a mí que estaba haciendo una tarea que no me correspondía, me miraban y me decían "Ay pero la tenés re clara, no te ayudo porque no sé armarlo". Y yo les decía "Yo aprendí hace 10 minutos y hasta un nene de 5 años con un IQ normal podría armarlos, así que podés ir dejando tu cartera y ayudarnos porque nos faltan como 4". Como era de esperar, todas esta chiquitas empezaron con excusas del tipo "Tengo una llamada" o "Soy re inútil no sé como se hace" y 40 segundos después éramos dos nuevamente, mientras la chica del canal que en un principio había ayudado nos miraba trabajar. Lo peor de todo fue que después de terminar esta espantosa tarea que me dejó transpirada y con la piel brillante tuve que soportar a todas estas personas diciéndome como poner el banner. Rato después, me acerqué a su jefe, que seguía tomando vino y le dije: "Cuando quieras te paso mis honorarios". Y debería haber agregado"Si juntás la materia gris de todas las chicas que trajiste" por ahí llegás a la inteligencia de un loro barranquero". Pero quizás esta frase me hubiera costado el puesto.
Cuando se me había pasado un poco la calentura, la hija de p*** esa del canal, que me miraba armar banners de brazos cruzados viene y me dice:
"Todo bien, Marian? -Te gusta como salió?"
"Marina"- le dije yo
"Por eso, Marian"
Yo la miré con cara de desconcierto
"Marin, Mari, pero "Marian"? Te parece- dije con cara de asco
"Sí yo a mis amigas Marina les digo Marian?
"EN SERIO??" dije yo, como si me estuviera contando que había escalado el Kilimanjaro. "Que raro, nunca había escuchado a nadie" le dije en un tono despectivo "Yo les digo Marian a mis amigas Mariana". Y me fui.

8 comentarios:

Peor de Todas dijo...

Una tarde de mierda! jaja! Moraleja: no hagas nada de onda! :-P

Vanina dijo...

Te quiero amiga, sos lo más!!!!!
Estás tipo yo que no supiste decir que no!!!

wallyzz dijo...

JAZZZZZZZZZ

me cague de risa

Anónimo dijo...

Increible relato. Realmente me hiciste reir.
Marcos

milanesaconpapasfritas dijo...

como siempre, un deleite leer tus experiencias de vida... no dejes de compartir estos acontecimientos, que deben de sucederte bastante seguido... o no?
jijijjji

...y quise ser como el verde! dijo...

Pff asique, me enojé tanto y más que vos al leerlo.......enicma me las re imagino...en fin...no hay nada que hacer contra eso, pero la verdad que sos una genia porque yo me la habría morfado redonda y no habría dicho y es muy probable que por eso, me hayan salido mas canas....

Anónimo dijo...

que manera de reirrrmeee con este relato!

Te imagino y me rio aun mas fuerte!

QUIERO ESTE BLOG EN LA TV

...y quise ser como el verde! dijo...

blog en TV!
blog en TV!
blog en TV!