viernes, 10 de agosto de 2007

superpoderosa


esto ya parece un cuadro bipolar, pero la realidad es que después del bajonazo que me comí el lunes, ahora he vuelto a ser yo. Pero no un "yo" normal, sino un "yo" exaltado, un "yo" que se siente poderoso y en equilibrio. Debo aclarar que al día siguiente de mi tristeza, llegó la visita del que viene una vez por mes, y con eso entendí todo... La revolución hormonal me estaba matando.
Además vi con claridad que esta persona era la que debía estar deseando mi compañía y no yo la de él, y que si él no me buscaba (más allá del vértigo loco en el que anda por estos días) no era yo quien debía seguirle los pasos.
Y como estoy totalmente tronada, a partir de esta epifanía fui sintiéndome cada vez mejor, y ese lazo vincular que yo había tendido se fue soltando de a poquito. No que se haya soltado del todo, no los voy a engañar, pero fue como si me hubieran tirado un baldazo de autoestima.

5 comentarios:

Todo Termina dijo...

Que bueno nena! Me alegro y celebro tu equilibrio.
Te veo mañana.

like you dijo...

es asiiiiiii

vamo nenaaaaaaaa

exaltamiento feroz de perra en celo!!!!!

jajajajajaajajajajaja

D dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
asi que bueno... dijo...

D, queremos tu comentario de vuelta sin develar nombres. Jejejeje.
Así que bueno

wallyzz dijo...

Ok me alegra esta situacion...
Pero guarda fuerzas para dias posteriores, beso